Volver al listado de artículos

12 consejos para cuidar un embarazo

Vamos a detallar aquí algunos de los consejos más difundidos a la hora de cuidar un embarazo

PorDoxadoctor17 de diciembre de 2014Escribe un comentario


NO BEBER ALCOHOL. El alcohol ingerido durante el embarazo llega rápidamente al bebé. Tomar bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de que el bebé padezca de retraso mental o retrasos de crecimiento, de defectos en el corazón y también de posibles malformaciones.
NO CONSUMIR DROGAS. El consumo de drogas está asociado a retrasos de crecimiento fetal intrauterino, como así también a partos prematuros y sufrimiento fetal. Consumida en dosis elevadas y en combinación con alucinógenos, tabaco, cocaína y/o alcohol, pueden provocar asimismo malformaciones en el ser que está por venir.
NO FUMAR. Las embarazadas que fuman aumentan los riesgos de pérdida de embarazo, embarazo ectópico, desprendimiento prematuro de placenta, de tener placenta previa, de tener un parto prematuro, de que su bebé nazca con bajo peso y que padezca de deficiencias respiratorias.
NO CONSUMIR MEDICAMENTOS SIN CONSULTAR AL MÉDICO. Ni siquiera aquellos de venta libre, ya que algunos de uso frecuente como la aspirina, por ejemplo, están contraindicados en el embarazo. Todo lo que ingrese en el torrente sanguíneo de la madre puede llegar a feto, con lo cual es imprescindible consultar con un profesional antes de ingerir cualquier medicación.
CONSUMIR EL MÍNIMO DE CAFEÍNA. Si bien uno o dos cafecitos por día no van a poner en riesgo un embarazo, altas concentraciones de cafeína pueden desembocar en un bebé nacido con bajo peso. Una opción es elegir el café descafeinado o la malta.
EVITAR EL CONTACTO CON HECES DE MASCOTA. Ante la presencia de mascotas en la casa, hay que evitar el contacto directo con sus heces. Esto es especialmente importante a la hora de prevenir el contagio de toxoplasmosis, enfermedad transmitida a través de las heces de gato, que si es contraida durante el embarazo puede ocasionar graves problemas y enfermedades en el feto.
LAVAR MINUCIOSAMENTE LAS FRUTAS Y VERDURAS. Sobre todo aquellas que van a ser consumidas crudas, ya que la toxoplasmosis puede ser contraída por el consumo de vegetales mal lavados que estuvieron en contacto con heces de gato.
NO CONSUMIR CARNES NI PESCADOS CRUDOS O POCO COCIDOS. Es también recomendable evitar todas aquellas preparaciones que las contengan, como el ceviche, el sushi o el carpaccio, entre otras. Es muy importante verificar la buena cocción de las carnes antes de consumirlas.
NO REALIZAR TAREAS DE JARDINERÍA. O realizarlas extremando las medidas de higiene y utilizando guantes. El contacto directo con la tierra (en especial, con el abono) es otra forma posible de contraer toxoplasmosis.
NO TOMAR BAÑOS TERMALES o baños de inmersión a temperatura elevada. Tampoco se deben utilizar saunas ni baños de vapor. El inconveniente no proviene de la inmersión en sí, sino de la temperatura del agua. Un baño de inmersión en casa en agua templada (de entre 24° y 26°) no implica ningún riesgo, pero la inmersión en aguas superiores a los 36° eleva la temperatura corporal de la mujer, pudiendo perjudicar el aparato circulatorio de la embarazada y, en consecuencia, de su bebé, en cualquier momento del embarazo.
NO REALIZAR EJERCICIOS FÍSICOS DE RIESGO O IMPACTO. Se suele reomendar evitar el uso de patines y bicicletas, que pueden provocar caídas, como así también de cualquier actividad aeróbica que incluya saltos o movimientos de alto impacto. Desde ya que es recomendable el ejercicio moderado, las caminatas y actividades como la natación.
ALIMENTARSE SALUDABLEMENTE. Si bien no es recomendable realizar dietas para bajar de peso durante el embarazo, sí lo es el alimentarse equilibradamente, de forma tal de proveer al bebé con todos los nutrientes que requiere para un desarrollo saludable, incluyendo alimentos de todos los grupos, en especial lácteos, pero también verduras, cereales, legumbres, hortalizas, frutas, etc.
Agrega tu comentario
*Tu email no será público